Cómo enfrentar la violencia machista online

Violencia Machista en línea

Violencia-Machista-Online

 El sistema patriarcal tiene formas machista para funcionar en una interpretación de la realidad que permite al sexo “hombre” (macho) ejercer poder, dominar, ordenar y primar sobre el sexo “mujer”. Por ello la construcción del género se hace desde estas premisas para garantizar el sistema. El género entonces se convierte en una política de diferencia que naturaliza formas distintas de ser a partir del sexo; luego estas se convierten en desigualdades.

 

¿Qué es el machismo?

  • El machismo es un conjunto de creencias, prácticas sociales, conductas y actitudes que niegan a la mujer como sujeto en ámbitos diversos.
  • El machismo en su parte ideológica considera a la mujer con inferioridad respecto al hombre.
  • El machismo se expresa independientemente del contexto.

 

Las sociedades ya han sido, por decirlo así, dominadas para funcionar desde el sistema patriarcal y para que el machismo se exprese en todas sus esferas. Las instituciones sociales funcionan para la construcción diferenciada del género; a través de los procesos de socialización se perpetúan y garantizan las prácticas, creencias, conductas, actitudes, etc. que pretenden que la mujer sea un objeto sin los mismos derechos y privilegios. Esas expresiones se materializan en un espacio geográfico y físico.

 

Al aparecer la virtualidad, se crea es un espacio que o se concreta en lo físico, que no está; por así decirlo, “dominado” por este sistema. Por lo que se convierte en un contexto en disputa que tiene la posibilidad de funcionar de una manera diferente. Entonces, todas las prácticas, ideas y ejercicios se inician a trasladar al espacio virtual. El sistema patriarcal y el machismo está tan arraigado en las formas de ser que los individuos actúan en ella desde estas formas.

 

Es por esto que la violencia se ejerce también desde estos espacios. Y es violencia machista cuando busca negar a la mujer como un sujeto. Al ser sujeto puede opinar, tener privilegios (como el conocimiento, por ejemplo), ser autónoma y libre. Cualquier expresión de estas es atacada. De allí que el acoso que se evidencia en los espacios físicos; por ejemplo, la calle, también  se expresa en lo virtual.

 

La ONU define como violencia contra la mujer:

Cualquier tipo de violencia hacia la mujer, que resulte, o posiblemente resulte en, daño o sufrimiento físico, sexual, o psicológico. Incluyendo amenazas, coerción, o privación de libertad, ya sea que realizados en público, o en privado.

 

El internet tiene la particularidad de que por ser un medio virtual, los perpetradores de estos hechos de violencia, sienten que pueden salirse con la suya y que nadie puede hacerlos responsables.

 

Según VAG, existen 6 categorías generales que definen la violencia contra la mujer en el mundo virtual:

 

  1. Hacking:

Uso de la tecnología para obtener acceso ilegal o no autorizado a sistemas o recursos con el propósito de adquirir información personal, alterar o modificar información,  difamación o denigración de la víctima.

 

  1. Impersonation (hacerse pasar por alguien)

El uso del a tecnología para asumir la identidad de la víctima, u otra persona, con el fin de acceder información privada, avergonzar a la víctima, contactar, crear información o documentos fraudulentos, enviar correos electrónicos ofensivos haciéndose pasar por la víctima, llamar desde números desconocidos para evitar ser bloqueado.

 

  1. Vigilancia / Tracking

El uso de tecnología para acosar o monitorear el comportamiento, o las actividades de la víctima, ya sea en tiempo real, o en forma de historial.

 

  1. Acoso / Espameo

Uso de tecnología para continuamente contactar, fastidiar, amenazar, y/o asustar a la víctima. Esto constituye un comportamiento recurrente, no un incidente único aislado.

Ejemplo: llamadas telefónicas, textos,

 

  1. Reclutamiento

Uso de tecnología para atraer víctimas potenciales a situaciones violentas.

Ejemplo: Publicaciones y anuncios fraudulentos (páginas de citas, oportunidades de empleo). Traficantes usando chat, foros, páginas web para lograr este tipo de comunicaciones.

 

  1. Distribución maliciosa

Uso de tecnología para manipular y distribuir materiales ilegales y difamatorios relacionados con la víctima. Ejemplo: amenazar con la publicación de material de carácter íntimo (fotos/videos). Usar tecnología como una herramienta de propaganda para promover violencia.

 

Los comportamientos de violencia contra la mujer, son simplemente un reflejo de la realidad, que terminó migrando al Internet. Por el momento, estos comportamientos no cambiaran en el mundo virtual, a no sé qué se haga un cambio en el mundo real.

Pero, por el momento podemos defendernos, informarnos, utilizar herramientas, y tomar medidas de seguridad muy sencillas.

 

Medidas de Seguridad:

 

  1. Utilizar passwords seguros

 

  • No usen el mismo password para todo.
  • Procuren cambiar password cada 3 meses.
  • Un buen password debe tener una mezcla de 10 caracteres o más, y siempre incluyan mayúsculas, minúsculas, números y símbolos.

 

  1. Procurar limitar la información publicada.

 

Mientras menos información de nosotros esté disponible públicamente, más difícil será que alguien la use de forma mal intencionada. Cuiden lo que publican, y con quien lo publican.  No publiquen detalles de donde viven, o donde les gusta salir a pasear, etc. Googleense a uno mismo.

 

  1. Infórmense y pongan en práctica los mecanismos de seguridad y privacidad de las plataformas que utilizan, entiéndase Facebook, Gmail, Twitter, Instagram, whatsapp, snapchat, etc.

 

 

Si a pesar de tomar medidas de seguridad, aún seguimos siendo víctimas de acoso/violencia, ¿qué hacemos?

 

  1. Reportar:

Reportar el abuso dentro de la plataforma en la que estamos siendo acosados.

 

  1. Documenten y guarden copias de las comunicaciones:

Aunque el deseo inicial sea de borrar toda comunicación para olvidarse del incidente, es de vital importancia documentar. Tomen screenshots de los mensajes que reciben y guárdenlos en un lugar seguro con el objetivo de evidenciar el acoso.

 

  1. Informen a personas de confianza:

Ser acosado puede ser agotador, atemorizante, emocionalmente demandante… sin embargo, no tienen que enfrentarlo solos.  Informen a sus familias, amigos cercanos sobre la situación, y si llegara a escalar.  Incluso, si sospechan que están siendo acosadas por alguien dentro de su ambiente de trabajo, es importante que informen a las autoridades laborales. Es posible que así reciban apoyo de las mismas,  incluso puedan mitigar las posibles consecuencias laborales.

 

  1. Limpieza

Existen herramientas y procedimientos para solicitar que los sitios web borren información, o contenido de carácter íntimo.

 

¿Cómo reaccionar?

Tu reacción / Tu decisión.

 

Ustedes deciden cómo reaccionar. No hay respuestas buenas o malas. Además, las formas de reaccionar puede que funcione con un acosador, pero con otros no. Escojan las tácticas con las que ustedes se sientan más confiadas y seguras.

  1. Ignorar
  1. Reportar

Las plataformas y sitios web pueden ayudarte, pero primero tienen que enterarse que estamos siendo acosados.  Facebook, google, twitter, todos tienen herramientas para reportar acoso.

  1. Exponer

Si se sienten con la suficiente confianza, no tienen por qué esconderse pueden darle vuelta a la situación y enfocar la atención en el acosador y no en ustedes. Tomen pantallazos y publíquenlos. El acosador debe ser visto como el responsable de sus acciones.

  1. Enfréntenlo

Si sienten que su voz necesita ser escuchada, enfrenten la situación. Pero recuerden que fuego con fuego solo empeorará la situación. Se recomienda mantener la calma.

  1. Busquen apoyo

Podemos recibir apoyo de familia y amigos, pero también hay organizaciones de apoyo para estas situaciones. Buscar ayuda y contar nuestra historia a personas que entienden la situación, o incluso la han experimentado, puede ayudar a reducir el trauma.

  1. Ser anónimos

Pueden ser anónimos o utilizar pseudónimos para no revelar sus identidades. Hagan los que les brinde confianza.

 

 

Conclusión

De ser posible, manténganse online.

  • Ser acosado puede ser agotador, y a veces es tentador simplemente es cortar todo contacto con las redes sociales y el internet en general.
  • Lo mejor que podemos hacer, es quedarnos online. ¿Por qué? Porque no deberíamos tener que cambiar nuestro comportamiento, la persona del otro lado de la pantalla es la que tiene que cambiar. Y los acosadores nunca van a cambiar, si nadie les pone un alto.

 

Al final del día, nosotros estamos en control, y nosotros decidimos qué espacios virtuales usamos, y con quién interactuamos.  El tema es disminuir el riesgo en el que nos encontremos (ser menos vulnerables antes a la amenaza) y buscar formas de enfrentarlo sin renunciar a nuestra autonomía y libertad.

  
secure-downloadDescarga la presentación del taller.

 

Referencias bibliográficas y fuentes de conocimiento:

Un comentario en “Cómo enfrentar la violencia machista online

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *